jueves, 29 de marzo de 2007

¿0,80 € un café?


El pasado martes TVE estrenaba un nuevo formato adaptado de la televisión francesa en el que el presidente Zapatero bajaba a pie de calle y era interrogado directamente por los ciudadanos. El espacio registró un éxito absoluto de audiencia, llevándose un 30,3 por ciento de share. El mérito es doble si tenemos en cuenta que contaba como competidores con dos de las series con mayor éxito y audiencia: Los Serrano, que logró un 21,8 % (3.990.000 espectadores); y House, que se tuvo que conformar con un 18,3 de cuota de pantalla (2.336.000 televidentes).

Casi 6 millones de personas (5।834.000) sigueron de media el novedoso espacio, con unas reglas (sin derecho a réplica para el espectador, sin preguntas del presentador, 100 preguntas a realizar) acabaron saltando por los aires. En una de las réplicas de los espectadores, nos dejó el momento más granado de la noche. Ante algo tan mundano como el precio de un café, el presidente mostraba o bien su nerviosismo o bien su desconocimiento de lo que han subido los precios a pie de calle.

Tras casi dos horas de programa, extendiéndose media hora sobre el horario previsto, Lorenzo Milá puso punto y final a un programa en el que sólo se pudieron formular 42 preguntas. Ello sin duda motivado por la falta de concreción del presidente y su excesivo comportamiento más como candidato socialista que como gestor de un gobierno. Le faltaron reflejos para canalizar con más audacias las cuestiones que le planteaban los ciudadanos. Aquí hay un resumen del análisis que hacen los principales medios. Sin duda Zapatero se extendió demasiado en sus discursos, en lugar de ofrecer respuestas conretas, y ello incidió decisivamente en el desarrollo del programa. Aun así, fue consciente de ello e invitó a los presentes que no lograron intervenir a formular sus cuestiones en Moncloa. Por el momento se desconoce la fecha y el formato del evento. Para un futuro encuentro de este tipo, se deberían aplicar los modelos estadounidenses consistentes en limitar el tiempo de las respuestas, como bien hace el espacio de la misma cadena 59 segundos.

No obstante hay que felicitar a la radiotelevisión pública por introducir este nuevo formato en la manera de hacer periodismo en España, tan habituada a los cara a cara que se convierten en meras proclamas electorales de unos y otros, así como a las mesas redondas que acaban sin una conclusión lógica.

2 comentarios:

Guindi dijo...

en maliaño, un café solo se encuentra entre 80 o 90 centimos

Anónimo dijo...

EN mi facultad vale 70 ctms...